El Judaísmo surgió hacia el 2000 a.C. en Canaán, la Tierra Prometida, (en su mayor parte en el actual Israel). Hoy día se ha extendido por todo el mundo. Los judíos Askenazíes representan el 85%, los Orientales el 10% y los Sefardíes, el 5%.

Es la más antigua de las tres religiones monoteístas más difundidas (junto con el cristianismo y el islam), conocidas también como «religiones del libro» o «abrahámicas», y la menor de ellas en número de fieles. Del judaísmo se desglosaron, históricamente, las otras dos.

La tradición se remonta a Abraham, llamado el primer hebreo (del hebreo עִבְרִי, ivrí: “el que viene del otro lado”), por haber venido a la tierra de Canaán desde Mesopotamia, siguiendo el llamado de Dios hace unos 4000 años. Abraham es considerado patriarca por los tres principales credos monoteístas, y de aquí que éstos sean conocidos también con el nombre de religiones abrahámicas.