La postura del equipo es que el Judaísmo es un sistema que tiene apertura a la relación con otros sistemas. Si hay personas que son ortodoxas o religiosas, sin embargo conviven en un país donde la mayoría somos católicos y además se les recibe muy bien.

Con base en lo que hemos estudiado en el curso y lo que investigamos para el blog y sobre todo con la entrevista, nos dimos cuenta de que la gran diferencia entre el judaísmo y el catolicismo radica principalmente en que ellos sí son congruentes con lo dicen, piensan y hacen. A diferencia de los católicos ellos como tal tienen preceptos similares a los judíos sin embargo no los llevan a cabo tanto como un judío.

Mucho se dice que los judíos tienen mucho dinero, pero creemos que lejos del dinero es el apoyo que tienen uno con otro como judío. A lo largo de la entrevista nos pudimos percatar que ellos sí se apoyan realmente, no es algo que lo digan sólo por quedar bien, ellos lo piensan, lo dicen y lo llevan a cabo.

La religión católica es en efecto es una religión que tiene costumbres, pero el judaísmo tiene esa tradición que es el amor y el valorar a la persona como ser humano. No es que generalicemos a los católicos, pero nuestra sociedad está inmersa en un juego de poder y ambición por tener más, por generar cantidad y lo judíos tienen la filosofía de seguir la tradición y de generar calidad en cada una de sus acciones dando como resultado cantidad material o económica.

El punto al que llegamos es que los católicos deberíamos de aprender de ellos en el tipo de vida que tienen, que lejos de aparentar ser alguien, son algo, humanos, y hacen las cosas con valor, apoyo y calid

ad, siempre con el objetivo de ser mejor humano. Eso es lo que falta y esa la postura que tenemos. Nadie es mejor, simplemente hay unos que son congruentes y otros que no tanto.

Danos tu opinión… ¿Cuál es tu postura?